Noticias destacadas

Jornadas Carlos Montemayor 2019

June 21, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us

Evocando a Carlos Montemayor en su 70 Aniversario…

July 2, 2017

Nota de El Sol de Parral

 

Carlos Montemayor nació el 13 de junio de 1947 en Parral, cerca del verano, y murió en una noche de luna llena el 28 de febrero de 2010, en el cumpleaños de su padre. ¿Qué tipo de conexiones se pueden establecer entre padres e hijos más allá de nuestro entendimiento? O ¿Acaso una simple condición de la casualidad?

 

Montemayor era un niño que para poder salir a jugar debía leer un capítulo del Quijote. Cuando mi abuelo decidió tomar clases de guitarra, se dio cuenta de la capacidad que mi padre tenía para la música y decidió instruirlo en las clases de guitarra. “Mi padre tomaba estas clases en aulas como el `Manhattan´, o el `Nueva York´” -decía riendo- de tal manera que para él, las cantinas eran lugares limpios. Con el paso del tiempo, de adolescente, Montemayor comenzó a tomar conciencia sobre las causas sociales. Convivir con los mineros y campesinos lo ayudó a reflexionar. Cuando entró a la Universidad cursó primero la licenciatura en Derecho; años más tarde, mi padre me comentaba que eso lo había ayudado a forjar su pensamiento crítico y de análisis. Él era una persona que la mayor parte del tiempo la dedicaba al estudio y a la escritura, el bel canto siempre estuvo presente en su vida. 

 

Han pasado siete largos años desde que Montemayor partió de este mundo. La belleza de los escritores es que su obra permanece. En estos siete años los homenajes no han cesado y eso me llena de orgullo, pero también de una gran responsabilidad. La obra de Montemayor tiene múltiples facetas y en cada una de esas facetas podemos encontrarnos con su pensamiento, sus traducciones, sus opiniones, su poesía, sus cuentos, sus ensayos, su análisis crítico y literario, su narrativa.

 

En estos siete años, aquí en Parral su círculo de amigos y las distintas administraciones han hecho su mejor esfuerzo por continuar con las Jornadas Carlos Montemayor que se instituyeron formalmente en 2012 con la entrega del Premio Interamericano de Literatura Carlos Montemayor en su primera edición y cuyo galardonado fue el escritor Rogelio Guedea por su novela “41”; en 2013 el galardonado fue Gerardo Cárdenas por su libro de cuentos “A veces llovía en Chicago”; en 2014 fue Víctor Manuel Cárdenas Morales por su obra poética “Noticias de la Sal”; en 2015 Marina Azahua por su ensayo “Retrato involuntario”; en 2016 Rodrigo Urquiola por su novela “El sonido de las murallas”; y este año la escritora Rose Mary Salum por su libro de cuentos “El agua que mece el silencio”.

 

Me parece importante hacer un recuento de cuándo comenzaron las Jornadas Carlos Montemayor, puesto que los precursores fueron el círculo de amigos Carlos Montemayor integrado por: Edmundo Chacón, el obispo José Andrés Corral, Jesús Quiñones, Romina Jáuregui, Gloria Medina, René Armendáriz, Antonio Valdés, entre otros; y a quienes debo agradecer infinitamente por el esfuerzo realizado en 2010 junto con los exrectores de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Raúl Chávez y Enrique Seáñez. Ese año 2010, imborrable en mi memoria, fue la primera vez que pisé Chihuahua con el corazón destrozado, el dolor a cuestas, las cenizas de mi padre y sus recuerdos de Parral. Al año siguiente, 2011 se firmó el Fideicomiso para llevar a cabo las Jornadas Carlos Montemayor que llevan celebrándose desde 2012. Este año se llevaron a cabo dos homenajes en Parral, lo cual representa la importancia de la obra y la figura de Montemayor. Gracias a la iniciativa de la Presidencia Municipal de Parral encabezada por Alfredo Lozoya, Francisco Sánchez y Liliana Valdez, ahora contamos con la Sala Carlos Montemayor en el Teatro Hidalgo que disfrutaremos ampliamente.

 

Este año, como también es sabido, se festejó el 70 Aniversario y la UNAM comenzó con la serie de festejos en torno a la obra de Montemayor que cerrará el año próximo con el Festival de las Lenguas de América Carlos Montemayor en la Sala Nezahualcóyotl. La UACH, Chihuahua y Parral no se han quedado atrás en estos festejos, se han llevado a cabo mesas, conferencias y presentaciones de libros en diversos momentos. Este año tuvimos la oportunidad de asistir a las Jornadas Carlos Montemayor en Palacio Alvarado donde se llevaron a cabo distintos eventos destinados a honrar la memoria del escritor parralense, gracias a la coordinación de Erika Mendoza, Raúl Manríquez, Iván Carlos, Reneé Acosta y Martín Márquez, quienes a pesar de los vientos en contra llevaron a buen término las Jornadas Carlos Montemayor.

 

Entre los eventos que se llevaron a cabo fueron cuatro conferencias sobre la obra del escritor, así como presentaciones de libros, un concierto y la entrega del Premio Interamericano de Literatura Carlos Montemayor. En estos siete años, me atrevería a decir que las Jornadas Carlos Montemayor finalmente están haciendo eco. La cultura en nuestro país no es fácil, es poca la gente que se acerca a los eventos culturales, pero en esta ocasión pude apreciar un público joven, y de distintas edades; además, quiero destacar que los conferencistas son jóvenes escritores, reconocidos, con premios, y que ya tienen una imagen que se han forjado con su trabajo, con su escritura, con su postura, con su visión crítica y literaria. Son nuevas voces que están dando a conocer la obra de Montemayor y eso, para mí es motivo de orgullo, sobre todo, de haberlos conocido y escuchado en un evento tan importante como se han convertido las Jornadas Carlos Montemayor en Parral. Todavía falta mucho por hacer, pero quedo muy contenta y satisfecha con lo que se ha hecho hasta hoy para honrar la memoria de mi padre. Los agradecimientos a quienes han hecho posible estas actividades serían interminables, porque sin los organizadores, los participantes y los asistentes que nos han acompañado en estos siete años que han sido muchos y diversos, sin cualquiera de estas partes las Jornadas Carlos Montemayor no serían posibles. ¡Gracias!

 

Uno de los jóvenes escritores que participó en esta ocasión fue el escritor Mario Sánchez Carbajal, quien dio la conferencia “La mineralogía del destino y los síntomas de la muerte en la narrativa de Carlos Montemayor”, ha sido galardonado con los premios en 2013: Premio Nacional de Cuento Acapulco en su tinta, por “La púa del erizo”, Premio Nacional de Cuento Breve Julio Torri, por La línea de las metamorfosis. Primer lugar del XIII Concurso Nacional de Cuento Juan José Arreola en 2014, por Muerte derramada. En 2015, Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela por Bilis negra.

 

He aquí un adelanto. Para Mario Sánchez Carbajal: “leer a Montemayor es importante porque tiene una obra tan vasta que cualquier lector tiene un camino para transitarla y en ese camino es seguro que el lector se va a identificar y no solo va a leer la obra sino va a vivirla porque se trata de un autor que atrapa y que emociona, es un autor intenso que aborda con franqueza y con inteligencia desde varias aristas cada tema que aborda, en este sentido es muy importante leer a Montemayor.”

 

¿Qué pueden encontrar los jóvenes en la obra de Carlos Montemayor? Lo sabremos en el próximo capítulo…

 

Continuará…

 

Please reload