Noticias destacadas

Jornadas Carlos Montemayor 2019

June 21, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us

La OFECH estrenó el “Concierto del Alba para percusión y orquesta de cámara” de Galia Mireles

November 17, 2015

 

Nota de Comunidad7

 

Participaron como solistas Alejandro Rico “Concierto en Do menor para viola y orquesta al estilo de Johann Christian Bach” de Cassadesus, Itzel Venzor “Chacona en Sol menor para violín y orquesta” de Vitali, Abigail Portillo “Poéme para violín y orquesta, Op.25” de Chausson e Isela González “Concierto del Alba para percusión y orquesta de cámara” de Galia Mireles.

 

La Orquesta Filarmónica del Estado de Chihuahua, dirigida por el Maestro Armando Pesqueira, presentaba este jueves en el Teatro de los Héroes un nuevo concierto de suTemporada de Otoño 2015, que contaba con el especial atractivo del estreno del “Concierto del Alba para percusión y orquesta de cámara”, compuesto por Galia Mireles, licenciada en composición musical por el Conservatorio de Música de Chihuahua y contrabajista de la OFECH. Además, manteniendo esa tónica de proyección del talento que alberga en sus filas esta orquesta, cuatro de sus instrumentistas brillaron como solistas durante el concierto, Abigail Portillo (violín), Itzel Venzor (violín), Alejandro Rico(viola) y la maestra Isela González (percusionista).

 

Crece el interés por las Charlas Musicales

 

Previamente al concierto, el maestro Francisco Pinoncely, pianista y pedagogo musical, ofreció una nueva charla sobre las obras que se escucharían a continuación, a la que asistieron en buen número los aficionados a la música clásica, demostrando que esta iniciativa didáctica ha sido del interés del público, que cada vez en mayor cantidad, asiste a las amenas disertaciones del maestro Pinoncely, del Centro Cultural Ubaye. En esta ocasión, el maestro comentó las anécdotas sobre la atribución de obras musicales a autores que finalmente se demuestra que no lo son, poniendo como ejemplo precisamente algunas de las obras y compositores que formaron parte del programa de la velada musical de este jueves 12 de noviembre.

 

En esa línea didáctica, explicó las diferencias entre dos instrumentos que a primera vista pueden parecer muy similares, la viola y el violín, distintos en sonoridad y tamaño, así como en su rol dentro de la orquesta. En esta ocasión, la charla contó con la participación de la compositora del “Concierto del Alba para percusión y orquesta de cámara”, Galia Mireles, quien compartió con los asistentes algunos detalles sobre su obra, en la que quiso explorar distintas sonoridades de las percusiones, explorando los timbres de instrumentos como el bombo, tocando los platillos con un arco para instrumento de cuerda o realizando efectos de percusión en instrumentos de cuerdas como violines, violas, violonchelos o contrabajos.

 

Talentos de la OFECH

 

 

Es ciertamente ocioso recordar al lector habitual o a quienes asisten asiduamente a los conciertos de la Orquesta Filarmónica del Estado de Chihuahua que en su seno cuenta con excelentes músicos. Quizá si conviene decir que estos músicos forman una pequeña gran familia –con los rifirrafes que pueda haber en cualquier otra familia- porque no todo trasciende sobre el escenario y posiblemente solo un observador avisado puede leer los signos de esa hermandad.

 

La OFECH la forman maestros de larga trayectoria, con un bagaje impresionante a sus espaldas, junto a jóvenes promesas de la música, que en estas figuras tienen al mismo tiempo un referente como compañero y un maestro. Entrañablemente conmovedor y una muestra de la nobleza de los jóvenes solistas que participaron en el concierto fue el hecho que quisieran compartir el aplauso del público con sus maestros, Arminé Onikovna en el caso de Abigail Portillo e Itzel Venzor, y Rafael Vardanyan por parte de Alejandro Rico.

 

Precisamente fue este joven instrumentista el solista del “Concierto en Do menor para viola y orquesta al estilo de Johann Christian Bach” de Henri Cassadesus, obra con la que comenzó el concierto, con una excelente interpretación, seguida de la “Chacona en Sol menor para violín y orquesta” de Tommaso Antonio Vitali, sensacionalmente tocada por la violinista Itzel Venzor. Completaba este triunvirato de talento 100% OFECH la violinista Abigail Portillo, con una apasionada interpretación del “Poéme para violín y orquesta, Op.25” de Ernest Chausson.

 

Una bella composición de Galia Mireles

 

Tras el intermedio, la OFECH, con la maestra Isela González como solista, estrenó el “Concierto del Alba para percusión y orquesta de cámara” compuesto por la maestra Galia Mireles, e interpretada espectacularmente por la percusionista principal de la OFECH, la Maestra Isela González. Se trata de una obra inspirada en la novela de Carlos Montemayor “Mujeres del alba”, considerada como su mejor obra por el propio escritor, en la que se narraban los hechos que rodearon el asalto al cuartel militar de ciudad Madera. Partiendo de estos dos conceptos, el levantamiento armado de un pueblo oprimido por la injusticia y una visión desde el feminismo militante de los acontecimientos, la compositora experimentó con la percusión, partiendo de que el ritmo es lo más importante de esta familia de instrumentos, buscando distintas formas de tocar los instrumentos que dieran como resultado nuevas sonoridades, como el inicio con un platillo rasgado con un arco para instrumento de cuerda.

 

La aportación de la maestra Isela González representó el mejor complemento a la partitura original, creando grandes atmósferas que llenan el espacio y recubren a la partitura de ambientes, sonidos y paisajes melódicos a través del más primitivo y ancestral de los instrumentos, la percusión, que la maestra González domina con precisión.

 

Desde el primer movimiento, “La Gran Ausente”, la obra logra plasmar esa atmósfera de irrealidad, ese ambiente de pesadez ante los acontecimientos trágicos que han de venir con el asalto. El segundo movimiento “Amanecer en fuego” inicia con el sonido de un cuenco tibetano, cuyo tañido evoca a la campana de una iglesia lejana, tocando a difuntos, mientras los redobles marciales llaman a ejecución. Cargada de simbolismos e imágenes musicales, colores sombríos de un amanecer interminable, como el que aquellas mujeres vivieron esperando noticias de los hombres que participaron en el ataque. En el tercer movimiento “Fosa silencio”, el fagot inicia un lamento al que se suman otros alientos, como un llanto de rabia impotente, mientras en la distancia, tras las montañas, retumban truenos lejanos como corazones que se apagan. El pizzicato de las cuerdas son gotas de lluvia que caen sobre los muertos de aquella mañana, para que inmediatamente después esas cuerdas sumen las lágrimas de su llanto, como ráfagas más allá de todo consuelo, que se unen a la lluvia. Con el cuarto movimiento, “Derecho a la esperanza”, el final épico de la obra llama a mantener la esperanza después del horror, para seguir alentando la lucha por la dignidad.

Please reload